TORRIJAS DE PAN DE MOLDE

Torrijas de pan de molde

TORRIJAS DE PAN DE MOLDE

Se acerca la Semana Santa y comenzamos a degustar los postres tradicionales de estas fechas, hoy os he preparado unas torrijas de pan de molde que quedan riquísimas.

Me vuelven loca las torrijas, en casa siempre las comíamos tradicionales, pero al hacer este blog me puse a innovar y probar diferentes recetas para compartirlas con vosotr@s, así que os dejo los enlaces a unas cuantas:

4 elaboraciones diferentes junto a otras blogueras

Torrijas de vino tinto

Torrijas de ron (solo aptas para mayores de edad, emborrachan)

Torrijas con pan de maíz

Torrijas de cúrcuma late

Torrijas en microondas

Torrijas express

Volvemos a la elaboración que este año he elegido, torrijas de pan de molde, pero para hacerlas he elegido un pan de molde de harina ecológica y entero, (me he enterado que también van con moda por temporada, y este año 2024 se hacen gruesas) así que he cortado yo el pan en casa, lo compré y lo dejé 5 días en la bolsa de papel en la que venía para que se endureciera.

Otro de mis trucos es freírlas siempre con aceite de oliva virgen extra, y para estas torrijas he elegido aove D.O. Sierra Mágina, marca con la que he trabajado en diferentes ocasiones como la cata organizada en el Mercado de la Paz.

CÓMO PREPARAR TORRIJAS DE PAN DE MOLDE

INGREDIENTES:
Un pan de molde sin cortar
Un litro de leche (podeís cambiarla por alguna bebida vegetal que también quedan riquísimas)
3 huevos (que por cierto se me olvidó ponerlos en la foto)
Azúcar morena al gusto
Unas cáscaras de naranja y otras de limón
Una ramita de canela y canela en polvo
Aceite de oliva virgen extra

PREPARACIÓN DE LA RECETA:

Lo primero es calentar la leche con la rama de canela, las cáscaras de los cítricos y azúcar al gusto para aromatizar la leche (o la bebida vegetal) y cuando esté apagar el fuego.

Partir el pan en rebanadas gruesas y reservar.

Poner a calentar una sartén honda con abundante aceite y mientras se calienta batir los huevos en un plato con media cucharadita de azúcar moreno.

El primer paso es mojar las rebanadas de pan en la leche infusionada (no demasiado para que no se rompan), pasarlas por huevo y freirlas en el aceite bien caliente por los dos lados.

Cuando estén las sacamos a un plato con servilleta de papel para que chupe el exceso de aceite.

Así todas y las vamos poniendo en una fuente honda, donde al finalizar añadiremos la leche sobrante por encima y espolvorearemos con canela ya que de esta manera quedan muy jugosas y no se secan.

¡Ya están listas para comer!

Espero que os hayan gustado y si queréis recibir todas mis recetas caseras no olvidéis suscribiros a mi blog así como seguirme en las RRSS donde estaréis al días de lo último en gastronomía.

Instagram
Facebook
Twitter
Pinterest

 

 

10 comentarios

Comentar el Post