MOUSSE DE QUESO DE CABRA CON DULCE DE MEMBRILLO ECOLÓGICO

Recetas con dulce de membrillo

MOUSSE DE QUESO DE CABRA CON DULCE DE MEMBRILLO ECOLÓGICO

El dulce de membrillo, también llamado codoñate, membrillate, carne de membrillo, ate o machacado de membrillo​​ es un dulce preparado a partir de la fruta del membrillo procedente de las plantas de la familia de las Rosáceas.

HISTORIA Y PROPIEDADES DEL FRUTO DEL MEMBRILLO

El fruto del membrillo ya se conocía en Babilonia, en la Antigua Grecia y en Roma. En Grecia el membrillo era concebido como el fruto del amor y la fecundidad. Los griegos conocían una variedad que se cultivaba en la ciudad de Cydon en la isla de Creta, de ahí viene el nombre científico de la planta, Cydonia oblonga. Plutarco contaba que las novias en Grecia mordían uno de estos frutos antes de entrar en la habitación nupcial para conseguir un aroma agradable al dar el primer beso.

La época del membrillo va de finales de septiembre a diciembre, por lo que estamos en el tiempo adecuado para aprender recetas con él, ya que tiene un alto en fibra (pectina y mucílagos) y taninos, que le confieren propiedades astringentes. También contiene ácido málico, así como potasio, que ayuda en la actividad muscular y vitamina C, importante en la formación de colágeno, glóbulos rojos y en la absorción del hierro de los alimentos, entre otros.

Membrillos naturales

EL DULCE DE MEMBRILLO

El dulce de membrillo es muy tradicional en Andalucía, sobre todo en Puente Genil, en Córdoba y está hecho de membrillo y azúcar, por lo que es apto para celíacos e intolerantes a otros ingredientes. El dulce de membrillo ecológico Helios es uno de los más vendidos porque cuenta con un membrillo de alta calidad y se conserva perfectamente en la nevera. Se vende en la mayoría de supermercados y permite comer dulce de membrillo de Helios sin la necesidad de cocinarlo nosotros en casa y con la seguridad de una calidad inmejorable del fruto del membrillo avalado por este negocio familiar de 120 años.

Helios ecológico

INGREDIENTES:

Se trata de una receta fácil para cuatro personas. Se necesitan:

  • 100 g de dulce de membrillo.
  • 80 g de queso fresco de cabra.
  • 20 g de queso de cabra en rulo.
  • 25 g de leche.
  • 10 g de nata líquida.
  • 100 g de nata líquida montada.
  • 2 g de gelatina en láminas.

 

PREPARACIÓN DE LA RECETA:

El proceso de elaboración es sencillo y se tarda alrededor de 18 minutos, aunque hay que tener en cuenta que hay que dejar reposar la mezcla en el congelador al menos durante 3 horas para conseguir la textura y el sabor idóneos. Los pasos a seguir son:

Preparamos dos aros metálicos de menos de doce centímetros o algún molde de silicona y cubrimos el interior con papel de horno.

Ponemos a remojar las hojas de gelatina en agua fría durante unos quince minutos.

Procedemos a desmenuzar el queso fresco de cabra en un recipiente y añadimos tanto la leche como el trozo de queso de rulo, al que previamente hemos quitado la corteza y trituramos todo con una batidora. Reservamos la mezcla.

Calentamos la nata en el microondas y le añadimos la gelatina escurrida. Después, lo mezclamos con el batido de los quesos de cabra y la leche.

Montamos de forma  ligera la nata en otro bol distinto y la mezclamos con lo anterior. Vertemos la mezcla en los moldes y procedemos a congelarla hasta que se endurezca.

Para servir el postre debemos retirarlo del congelador media hora antes. Debemos cortar un disco de dulce de membrillo ecológico de Helios de igual tamaño que el diámetro del molde y colocarlo sobre la mezcla.

 

Espero que os haya gustado esta receta dulce, otra elaboración que queda muy rica es la tosta con queso y membrillo (foto de portada) o los bizcochos de membrillo.

 

10 comentarios

Comentar el Post